fbpx

La agudeza visual no es suficiente para un rendimiento escolar óptimo | ONE X OPTOMETRÍA

¿Sabías que todos los lóbulos del córtex están implicados en la percepción visual? 35 áreas del cerebro están, total o parcialmente, involucradas en el procesamiento de la información visual; de 3 millones de nervios que hay en el cerebro, 2 millones son de los ojos; de los 12 pares craneales, 6 son responsables de una buena visión. Esto quiere decir que la visión está relacionada con todas las partes del cuerpo y con el resto de los sentidos y que una buena imagen retiniana no se traduce en una buena percepción de esa imagen. De la forma en la que entendamos o interpretemos lo que vemos depende que nos comportemos o nos desenvolvamos de una manera u otra con el mundo que nos rodea.

Una buena agudeza visual no implica tener una buena visión y tampoco es suficiente para tener un rendimiento óptimo en el colegio. Un niño puede ver nítidamente pero tener problemas de enfoque o coordinación de ejes visuales que provocarán síntomas como una mala caligrafía o una escasa comprensión lectora.

LA HABILIDAD DE VER SE APRENDE, COMO EL ANDAR O EL HABLAR 

El primer año de vida es crucial para el niño. Sin un buen desarrollo motor, no habrá buen desarrollo visual. Los niños deben aprender primero dónde están ellos y después dónde están ellos en relación a las otras cosas. El bebé tiene que pasar por todas y cada una de las fases del desarrollo. Primero tiene que integrar las dos partes del cuerpo y controlarlo antes de poder realizar movimientos tan finos y precisos como los movimientos oculares. Cuando encontramos problemas en la integración de ambas partes del cuerpo encontraremos problemas visuales.

Hay una conexión directa del aprendizaje con la visión. Se estima que el 80% de todo el aprendizaje durante los 12 primeros años del niño se produce a través de la visión. Muchos trastornos del aprendizaje están causados por problemas de visión que, al no haber quejas por parte del niño, se pueden quedar sin detectar.

Por ese motivo, si se sospecha de alguna clase de problema cognitivo es fundamental realizar un examen visual y perceptivo completo para descartar o detectar posibles alteraciones en el sistema ocular y la visión. En el caso de que existan este tipo de problemas, se pueden corregir de forma muy eficaz con ejercicios de entrenamiento y  terapia visual.

Alba Filgueira

Optometrista comportamental de ONE

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar