fbpx

Fenolización: la solución definitiva a la uña incarnada | ONE X PODOLOGÍA

La uña incarnada, más conocida popularmente como “uña encarnada”, es la afección más frecuente de la uña y aparece cuando un borde de la misma se clava y entierra dentro de la piel del dedo del pie, produciendo inflamación e incluso, en algunos casos, infección. Aunque no reviste gravedad, provoca mucho dolor y los tratamientos son, muchas veces, frustrantes, porque no son definitivos y al poco tiempo se repite la dolencia.

El tipo más común es lateral y afecta con más incidencia al dedo gordo, siendo habitual en adolescentes y adultos jóvenes, aunque puede producirse en todos los rangos de edad y en otros dedos.

La causa más frecuente es el corte inadecuado de las uñas –demasiado cortas y de forma oblicua, dejando una espícula-, aunque también está comúnmente provocada por el uso de un calzado inadecuado –pequeño o de punta estrecha-, malformaciones de tipo genético, traumatismos, factores biomecánicos como una mala pisada o enfermedades como la diabetes mellitus. Precisamente es muy importante el control de esta patología en el pie diabético, pues sin un tratamiento adecuado a tiempo puede derivar en la amputación del dedo.

En ONE realizamos distintos tratamientos en función de cada caso, aportando soluciones definitivas a los problemas de cada paciente. En las fases iniciales donde no haya granuloma (inflamación de la piel que se eleva sobre la uña y es muy dolorosa) un tratamiento conservador consistente simplemente en un corte liso sobre el borde ungueal es suficiente. En estos casos, se aplican también técnicas de reeducación ungueal orientadas conseguir que la uña crezca de manera apropiada, aunque su eficacia depende de la morfología de la uña.

Los casos más graves o en los que el problema se repite muy frecuentemente requieren de tratamiento quirúrgico, consistente en una sencilla intervención realizada en la consulta con anestesia local. Existen distintas técnicas para el tratamiento quirúrgico de la uña incarnada, siendo una de las más efectivas la fenolización, un procedimiento que tarta unos 20-30 minutos con un porcentaje de éxito del 97-98% de los casos y una recuperación muy rápida. Consiste en la cauterización con fenol (una sustancia química antibacteriana) de la matriz ungueal y una de sus principales ventajas es que no es necesario dar puntos de sutura.

      

Caso clínico: Antes                     Caso clínico: Una semana después

En cualquier caso, en ONE apostamos por la prevención como el mejor tratamiento y para evitar la uña incarnada es recomendable la visita frecuente al podólogo y la realización quiropodias en centros sanitarios especializados.

Sonia Bernárdez Miranda

Podóloga, Cirujana del Pie y Directora Clínica de ONE

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar