fbpx

CAMBIO DE TIEMPO Y DOLOR | ONE x FISIOTERAPIA

Las personas suelen quejarse de dolor los días previos a un cambio de tiempo. Popularmente se cree que los cambios climáticos afectan a nuestro cuerpo, ya sea provocando dolores de cabeza, malestar general o dolores en las articulaciones.

El dolor es frecuente en personas cuyas articulaciones presentan un proceso degenerativo como artrosis o artritis, o bien en personas que han sufrido alguna fractura ósea o intervención quirúrgica.

Pero, ¿realmente existe una relación científica entre el dolor y los cambios del clima?

Aunque no existe todavía una evidencia clara que lo demuestre, sí parece haber relación entre el cambio de tiempo y el dolor.

Entonces, ¿a qué se debe ese dolor?

Cuando hay un cambio brusco en el tiempo, se dan una serie de fenómenos que van acompañados de modificaciones a nivel de la presión atmosférica y eso podría justificar que partes que tenemos más sensibilizadas o facilitadas se quejen ante estímulos con los que no debería hacerlo. En definitiva, se debería a una sensibilidad alterada.

Los seres humanos somos muy susceptibles, por lo que es fácil que notemos dolor en los días fríos y lluviosos y nos olvidemos de aquellos días en los que tenemos los síntomas pero el tiempo es benevolente y soleado. Esto se conoce como memoria selectiva.

También puede darse un aprendizaje asociativo, es decir, experiencias de dolor previas relacionadas con cambios atmosféricos pueden quedar grabados en nuestra memoria y reaparecer cuando se reúnan condiciones similares en un futuro.

Es interesante destacar que la relación entre cambio climático y el dolor articular, constatada por diferentes grupos de científicos, no significa un empeoramiento de la dolencia o enfermedad. A pesar de que el dolor se vuelve más agudo y constante, eso no significa que el paciente esté empeorando y la enfermedad se esté acelerando, sino simplemente que el paciente se vuelve más sensible al dolor de las articulaciones.

El tratamiento consiste en el manejo del dolor, donde la fisioterapia puede ser de gran ayuda. La aplicación de calor, masaje, estiramientos y fortalecimiento de la musculatura que rodea la articulación mediante ejercicios prescritos por un fisioterapeuta suele ser la mejor combinación de tratamiento.

 

Javier Rey. Fisioterapeuta de Clínica One.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar